revancha.es.

revancha.es.

Los mejores estiramientos para voleibolistas

Los mejores estiramientos para voleibolistas

El voleibol es una disciplina deportiva que requiere de una gran coordinación, fuerza física y agilidad. Por ello, antes de iniciar una sesión de entrenamiento o un partido, es fundamental realizar una serie de estiramientos que permitan prevenir lesiones y mejorar el rendimiento del jugador. A continuación, te presentamos los mejores estiramientos para voleibolistas:

Estiramiento de cuello y hombros

Para llevar a cabo este estiramiento, el jugador debe colocarse en posición sentada sobre una colchoneta o superficie similar. A continuación, debe llevar la cabeza ligeramente hacia un lado, manteniendo esa posición durante unos 15 segundos. Luego, debe repetir el estiramiento en el otro lado. Después, debe entrelazar las manos detrás de la nuca y estirar los codos hacia afuera, manteniendo esta posición durante otros 15 segundos.

Estiramiento de músculos de la espalda

Para realizar este estiramiento, el jugador debe colocar las manos hacia arriba y entrelazar los dedos. A continuación, debe inclinarse hacia un lado mientras estira el otro brazo, tratando de alcanzar lo más lejos posible. Mantén la posición durante unos segundos, y luego repite el estiramiento con el otro lado del cuerpo.

Estiramiento de cuádriceps y flexores de la cadera

Para llevar a cabo este estiramiento, el jugador debe colocarse en posición vertical y flexionar la rodilla hacia arriba mientras sostiene el pie con la mano. Mantén la posición durante unos segundos y luego cambia de pierna. Además, es importante tener en cuenta que este estiramiento también puede realizarse apoyando la rodilla sobre una superficie blanda, como una colchoneta.

Estiramiento de los flexores de la cadera y los aductores

Para realizar este estiramiento, el jugador debe colocarse en posición sentada con las piernas abiertas y los pies hacia afuera. A continuación, debe inclinarse hacia adelante, tratando de alcanzar los tobillos con las manos. Mantén la posición durante unos segundos y luego vuelve a la posición inicial. Es importante no forzar demasiado el estiramiento, para no causar lesiones.

Estiramiento de los isquiotibiales

Para llevar a cabo este estiramiento, el jugador debe colocarse en posición sentada con las piernas estiradas hacia afuera. A continuación, debe inclinarse hacia adelante mientras trata de alcanzar los tobillos con las manos. Mantén la posición durante unos segundos y luego vuelve a la posición inicial. Para obtener mejores resultados, también puedes realizar este estiramiento con ayuda de un compañero, que te ayude a empujar suavemente hacia abajo.

Estiramiento de pantorrillas

Para llevar a cabo este estiramiento, el jugador debe colocarse en posición de pie y apoyarse contra una pared. A continuación, debe dar un paso hacia adelante con una pierna, manteniendo la rodilla estirada mientras flexiona la otra. Mantén la posición durante unos segundos y luego cambia de pierna.

Estiramiento de tríceps y hombros

Para realizar este estiramiento, el jugador debe colocarse en posición sentada y entrelazar los dedos detrás de la espalda. A continuación, debe levantar los brazos hacia arriba mientras estira los codos. Mantén la posición durante unos segundos y luego vuelve a la posición inicial.

Estiramiento de los músculos de la pantorrilla y el tendón de Aquiles

Para llevar a cabo este estiramiento, el jugador debe colocarse en posición de pie y apoyarse contra una pared. A continuación, debe dar un paso hacia atrás con una pierna y mantener la rodilla estirada mientras flexiona la otra. Mantén la posición durante unos segundos y luego cambia de pierna.

Estiramiento de los músculos de la espalda baja

Para llevar a cabo este estiramiento, el jugador debe colocarse en posición de cuclillas y llevar los brazos hacia adelante, tratando de tocar el suelo con las manos. Mantén la posición durante unos segundos y luego vuelve a la posición inicial.

Es importante recordar que estos estiramientos deben ser llevados a cabo de manera progresiva y sin forzar demasiado los músculos. También es recomendable que sean realizados bajo la supervisión de un entrenador o especialista en deportes, para evitar posibles lesiones. Realizar estos estiramientos con regularidad puede ayudar a prevenir lesiones y mejorar el rendimiento del jugador en el campo. ¡A estirar se ha dicho!