revancha.es.

revancha.es.

Los distintos estilos de natación y sus ventajas

Los distintos estilos de natación y sus ventajas

La natación es uno de los deportes más completos que existe, ya que involucra a todos los músculos del cuerpo y trabaja el sistema cardiovascular. Además, es un deporte que se puede practicar a cualquier edad y en cualquier nivel, desde el más principiante al más avanzado. En este artículo vamos a hablar de los distintos estilos de natación y sus ventajas, para que puedas elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

Estilo libre o crol

El estilo libre o crol es uno de los estilos más populares de natación y el más utilizado en competiciones. Consiste en nadar con los brazos alternando con las piernas en un movimiento continuo y rítmico, con la cabeza en posición horizontal y la respiración realizándose de manera lateral. Este estilo es muy versátil y se puede utilizar tanto en distancias cortas como largas.

Las ventajas de este estilo son muchas, entre ellas destaca el trabajo de los músculos superiores, ya que los brazos son los que realizan la mayor parte del esfuerzo. Además, el estilo libre mejora la capacidad pulmonar y la resistencia cardiovascular debido a la necesidad de controlar la respiración de manera eficiente.

Estilo braza

El estilo braza es uno de los estilos más antiguos de natación y consiste en nadar en posición horizontal con los brazos y las piernas moviéndose de manera sincronizada. La cabeza permanece en posición alta y la respiración se realiza sacando la cabeza de agua para inspirar y sumergiéndola para exhalar.

Este estilo es muy recomendable para principiantes y para personas que buscan ejercitar los músculos de la parte inferior del cuerpo, ya que se basa en el movimiento de las piernas. Además, el estilo braza ayuda a mejorar la coordinación y el equilibrio del cuerpo, y a reducir el estrés en las articulaciones.

Estilo espalda

El estilo espalda, también conocido como estilo dorso, consiste en nadar con la espalda hacia abajo y los brazos moviéndose alternativamente, mientras que las piernas se mueven en un movimiento similar al de la braza, pero de manera opuesta. La respiración se realiza de manera lateral y la cabeza se mantiene a ras del agua.

Este estilo es muy beneficioso para mejorar la resistencia cardiovascular, ya que se requiere una buena coordinación de los movimientos para mantener el ritmo de la natación. Además, ayuda a fortalecer los músculos de la espalda, los hombros y los brazos, y es muy recomendable para personas que tienen problemas de cuello o de espalda, ya que el movimiento de este estilo es muy suave.

Estilo mariposa

El estilo mariposa es uno de los estilos más complejos de natación, ya que requiere una gran coordinación y fuerza muscular. Consiste en nadar con las piernas juntas y los brazos moviéndose simultáneamente por encima del agua, realizando un movimiento en forma de "S". La respiración se realiza durante el movimiento de los brazos, sacando la cabeza de agua para inspirar y sumergiéndola para exhalar.

Este estilo es muy exigente desde el punto de vista físico, ya que requiere una gran energía y una buena resistencia muscular. Sin embargo, es muy beneficioso para fortalecer los músculos de los brazos y de las piernas, y para mejorar la flexibilidad y la coordinación de los movimientos.

Conclusión

Como hemos visto, cada estilo de natación tiene sus propias ventajas y beneficios, y es importante elegir aquel que mejor se adapte a nuestras necesidades y preferencias. Si eres principiante, te recomendamos empezar con el estilo braza o el estilo espalda, ya que son más sencillos y te permitirán mejorar tu técnica de manera gradual. Si ya eres un nadador experimentado, puedes probar el estilo libre o el estilo mariposa, para seguir desafiándote y mejorando tus habilidades. Sea cual sea tu estilo favorito, asegúrate de practicarlo con regularidad y de manera segura, con el equipamiento necesario y en una piscina adecuada.

En definitiva, la natación es un deporte muy completo y beneficioso para la salud, que puede ser practicado por personas de todas las edades y niveles de experiencia. Si aún no lo has probado, te animamos a que te sumerjas en el agua y descubras por ti mismo las ventajas de la natación.