revancha.es.

revancha.es.

Cómo evitar lesiones al nadar

Introducción

La natación es un deporte muy completo y beneficioso para el cuerpo, ya que ayuda a fortalecer los músculos, mejorar la salud cardiovascular y la flexibilidad. Sin embargo, como cualquier actividad física, la natación puede acarrear ciertos riesgos en forma de lesiones. Por ello, en este artículo te enseñaré cómo evitar lesiones al nadar.

Lesiones comunes en la natación

Antes de hablar sobre cómo prevenir las lesiones, es importante conocer cuáles son las lesiones que con mayor frecuencia se dan en la natación. Estas son algunas de las lesiones más comunes:

1. Hombro de nadador

El hombro de nadador es una lesión que se produce cuando los músculos y tendones que componen la articulación del hombro se inflaman o se lesionan debido a la realización continua de movimientos repetitivos con los brazos al nadar. Esta lesión puede ser muy dolorosa y limitar la movilidad del brazo afectado.

2. Dolor de espalda

El dolor de espalda es otro de los problemas más comunes entre los nadadores, especialmente aquellos que realizan los estilos de natación que implican una gran extensión de la columna vertebral, como el estilo espalda. Las malas posturas y la falta de fortalecimiento de los músculos de la espalda pueden ser factores que contribuyan a este tipo de lesiones.

3. Codo de tenista

El codo de tenista es una lesión que, aunque recibe su nombre de otro deporte, también puede aparecer en la natación, especialmente en aquellos nadadores que realizan la técnica del crawl, ya que este estilo requiere una gran implicación de los músculos de la muñeca y el antebrazo. Esta lesión se produce cuando los tendones que se insertan en el codo se inflaman y duelen debido a la realización de movimientos repetitivos.

Cómo prevenir lesiones al nadar

A continuación, te presento una serie de consejos que te ayudarán a evitar las lesiones más comunes en la natación:

1. Fortalece los músculos

Mantener una buena musculatura es una de las claves para evitar lesiones en la natación. Es importante realizar ejercicios de fortalecimiento muscular específicos para los músculos que más utilizas al nadar, como los hombros, la espalda, los brazos y las piernas. Los ejercicios de fuerza pueden realizarse tanto en el gimnasio como en casa con peso libre o bandas elásticas.

2. Trabaja la flexibilidad

Además del fortalecimiento, la flexibilidad es otro de los aspectos clave para prevenir lesiones en la natación. Realizar estiramientos adecuados antes y después de nadar te ayudará a aumentar la movilidad articular y a prevenir problemas musculares. Dedica unos minutos a estirar los músculos que más utilizas al practicar natación.

3. Adopta una buena técnica

La técnica de nado es fundamental para evitar lesiones. Una mala técnica puede repercutir en la salud de las articulaciones y los músculos, y desencadenar problemas como el hombro de nadador o el codo de tenista. Apunta a una correcta técnica de cada uno de los estilos de nado con un instructor experimentado y presta atención a las correcciones que te hagan.

4. Incrementa la intensidad progresivamente

Si eres un aficionado a la natación, es importante que empieces con un nivel de intensidad bajo y vayas incrementándolo poco a poco. La intensidad de los ejercicios debe ser ajustada gradualmente, de manera que le permita a tu cuerpo acostumbrarse al esfuerzo y evite las lesiones. No es recomendable empezar nadando a un ritmo demasiado rápido o realizar la misma cantidad de ejercicios que un profesional.

5. Descansa correctamente

El descanso es crucial para evitar lesiones en la natación. Si no permites que tu cuerpo tenga tiempo suficiente para recuperarse, puedes sufrir fatiga muscular, tendinitis o incluso fracturas por estrés. Es importante que planifiques períodos de descanso entre las sesiones de natación y que dediques tiempo a relajar los músculos con estiramientos y masajes.

Conclusión

En resumen, la natación es una actividad deportiva muy completa que ofrece muchos beneficios al cuerpo, pero también puede acarrear riesgos de lesiones. Es importante que sigas los consejos mencionados para prevenir lesiones al nadar. Recuerda fortalecer los músculos, trabajar la flexibilidad, adoptar una buena técnica, incrementa la intensidad progresivamente y descansar correctamente. ¡Nada con seguridad y disfruta de todos los beneficios de este maravilloso deporte!